Instrucciones para hacer un nudo en la garganta.







Instrucciones para hacer un nudo en la garganta.
Por: Martín Licona.










El primer e imprescindible paso es el siguiente: convierta su sentir en una cuerda. Si no ha podido cumplir este paso vuelva cuando la vida le haya amasado con un par de golpes en el pecho. Si ya tiene la cuerda-sentir, prosiga. Se realiza en el extremo del cuerpo, ahí donde empieza la maquinaria de significados y termina el mundo sentimental. Frontera llamada garganta.  Ponga en el chicote de la cuerda-sentir un pesar, una pérdida, un dolor que de tanto que duele parece no doler. Será importante que sepa elegir su pesar, a veces de tan endebles que son, el chicote-pesar se parte en hebras y termina desfondando un lago sobre sus ojos; agua de fácil mar.  Sostenga el chicote-pesar, apriételo bien como si atrapara un estornudo con las manos, páselo por debajo del firme de la cuerda-sentir, rodéelo como el brazo al dormitar junto a su amada. Note entonces como aparece un bucle, un arco sobre puesto que nos abre una ventana hacia el dolor. Ese bucle no será otra cosa que una horca de llanto acumulado. Dirija, pues, el chicote-pesar hacia el bucle-llanto y justo en el momento en que haya penetrado el umbral del bucle-llanto, jale la cuerda-sentir. El chicote-pesar quedará atorado en el bucle-llanto, apriete bien el sentimiento acumulado para hacer una presa sobre la arteria que conecta los ojos con el corazón. Así tendrá usted, un nudo en la garganta, listo para sostener su alma que en momentos de suma tristeza se agolpa en la cabeza y con este nudo usted evitará que su alma salga corriendo por su boca o por sus ojos en forma de un llanto desaforado o de un grito desgarrador.

Comentarios